Museos y teatros

Cada vez más los departamentos de conservación y exposiciones en un museo, considera a las vibraciones mecánicas como un vector ambiental importante para  garantizar  que las obras y exposiciones museísticas perduren en el tiempo y no se dañen. Las fuentes generadoras de las vibraciones pueden ser externas, como el tráfico rodado y ferroviario o bien de naturaleza interna, como se da el caso en las propias instalaciones del museo (clima, ascensores, compuertas de garajes, etc) que  deben tener medidas de aislamiento extraordinarias en función del grado de sensibilidad de las obras expuestas.

Aisladores metálicos de muelle

Alfombrillas antivibratorias

Antivibradores para suspender

Bancadas y complementos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR